El profeta viviente guía a la Iglesia bajo la dirección de Jesucristo.

Pida a un niño que salga de la sala mientras usted esconde una lámina de Jesucristo. Invite al niño a entrar y pídale que vaya hacia Jesucristo; dígale también que hay alguien que puede ayudarle. Apague las luces y entregue una linterna a otro niño. Pídale que guíe al “niño perdido” de regreso a Jesucristo iluminando el suelo. Puesto que nuestro Padre Celestial desea que regreses a vivir con Él, ha llamado a profetas para que te enseñen y te guíen. Cuando escuchas al profeta, estás escuchando a la persona a la que nuestro Padre Celestial ha llamado para representarle y hablar por Él. Así como la linterna ilumina el camino a Jesucristo, el consejo de nuestro profeta se convierte en la herramienta que necesitamos para volver a la presencia de nuestro Padre Celestial.

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Lo que sí encontrarás, serán muchas otras ideas para magnificar tu llamamiento!

primera presidencia profeta presidente nelson revelacion apostoles organizacion

“Te damos, Señor, nuestras gracias” H 10

Ideas y ayudas visuales para enseñar en el Tiempo de Música de la Primaria “Te damos, Señor, nuestras gracias” H 10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.