Inicio | Primaria | Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.

Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.

Ideas del Bosquejo 2014
· Pregunte: “¿Quién nos ha dado un buen ejemplo?”. Escriba en la pizarra las respuestas, o permita que un niño las escriba, y asegúrese de que entre ellas esté incluido Jesucristo. Explique que todas esas personas nos dieron buenos ejemplos, pero que sólo Jesucristo dio el ejemplo perfecto. Diga a los niños que Él “anduvo haciendo bienes” (Hechos 10:38) y que demostró Su amor al prestar servicio a los demás y que Él desea que sigamos Su ejemplo.
· Antes de la Primaria, pida a cuatro adultos que vayan preparados para hablar brevemente sobre una de las siguientes láminas y pasajes de las Escrituras, y sobre cómo podemos seguir el ejemplo de Jesús.
 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
Divida los niños en cuatro grupos y asigne un adulto a cada grupo. Pida a los niños que escuchen al adulto hablar sobre el Salvador e invítelos a dibujar o a escribir en una hoja de papel cómo pueden seguir el ejemplo de Jesús. Pida a un niño de cada grupo que comparta con el resto de los niños lo que haya aprendido.
 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
Más Ideas:

· Canten “Yo trato de ser como Cristo” (CN, págs. 40–41). Pida a los niños que sigan el ejemplo de Jesús esta semana y que se preparen para dar un informe el siguiente domingo de lo que hicieron.

· Escriba en la pizarra dos listas que no tengan ningún orden específico: una lista de pasajes de las Escrituras en que Jesús nos da el ejemplo a seguir y una de canciones que se relacionen con esos pasajes de las Escrituras. Divida a los niños en grupos y dé a cada grupo una lámina que represente uno de los acontecimientos de las Escrituras que usted incluyó en la lista. Diga a cada grupo que correlacione la lámina que tiene con un pasaje de las Escrituras y con una canción de la pizarra. Pida a un grupo a la vez que muestre su lámina, que explique el ejemplo que Jesús nos dio y que dirija al resto dela Primaria en cantar la canción. Considere utilizar lo siguiente:

 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
El niño Jesús en el templo,
Lucas 2:42–49,
“Buscaré al Señor” (CN, pág. 67);
 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
Juan el Bautista bautiza a Jesús,
Mateo 3:13–17,
“El bautismo” (CN, págs. 54–55);
 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
Por tanto, id,
Mateo 28:19–20,
“Llevaremos Su verdad al mundo” (CN, págs. 92–93);
 Jesucristo es el ejemplo perfecto que debo seguir.
Jesús sana a los nefitas,
3 Nefi 17:7–9,
“Contigo iré” (CN, págs. 78–79).
Testifique que Jesucristo es el único ejemplo perfecto a seguir.

· Recorte un corazón de papel y escriba en él Amad a otros. Póngalo dentro de sus Escrituras en Juan 13:34. Invite a un niño a hojear sus Escrituras para que encuentre el corazón. Explique que en este pasaje de las Escrituras Jesús nos enseña cómo desea que tratemos a los demás. Pida a los niños que busquen Juan 13:34 en sus propios ejemplares de las Escrituras, y que luego lo lean todos juntos. Considere dar a cada niño un corazón de papel que tenga el pasaje de las Escrituras para que lo pongan dentro de sus Escrituras, e invítelos a compartir esta actividad con su familia.

 · Pida a los niños que formen uno o más círculos. (Si no hubiera suficiente espacio disponible, pida a una fila de niños que se voltee de manera que quede frente a otra fila). Dé a cada grupo un botón que tenga un hilo ensartado y cuyas puntas estén amarradas la una a la otra; Mientras canten “Amad a otros” (CN, pág. 74), pida a los niños que deslicen el botón por el hilo; detenga la música en un momento escogido al azar y pida al niño (o niños) que tenga(n) el botón que comparta(n) una forma en que podría(n) mostrar amor a los demás. Para finalizar, invite a varios niños a compartir una experiencia en la que otra persona les haya demostrado amor.
· Diga a los niños que el décimotercer Artículo de Fe dice que creemos en servir a los demás. Pida a los niños que se pongan de pie y ayúdeles a decir: “Creemos … en hacer bien a todos los hombres”. (Si lo desea, puede explicar que “todos los hombres” quiere decir todas las personas.)
· Haga tres corazoncitos de papel para cada niño. Dígales que usted quiere comenzar un “Club de Servicio en Secreto”. Aliente a los niños a llevar los corazones a casa y hacer obras de servicio secretas por los miembros de su familia, dejando un corazón en cada lugar en el que hagan la obra. Por ejemplo, podrían tender la cama de su hermano o hermana y dejar un corazón en la almohada. Pida a los niños que la semana que viene le informen acerca de los sentimientos que tengan al servir a alguien en secreto.
· Canten “Hazlo conmigo” (CN, pág. 141) y pida a los niños que le sigan a medida que hace varios movimientos sencillos, tales como aplaudir, estirar los brazos por encima de la cabeza, o marchar en el mismo lugar. Pida a los niños que mencionen algo que hayan aprendido al seguir el ejemplo de alguien (por ejemplo, cómo tender la cama o jugar a algo). Escriba en la pizarra “Jesucristo es el ejemplo perfecto para mí”. Testifique que Cristo fue la única persona que ha vivido en esta tierra que nos dejó un ejemplo perfecto para que nosotros sigamos. Pida alos niños que lean juntos la frase.
· Muestre algunas láminas en las que Jesús está demostrando amor y sirviendo a los demás. Escriba en la pizarra “Jesús amó a todos” y “Jesús sirvió a los demás”. Dibuje un corazón y una mano debajo de estas frases. Explique a los niños que nosotros debemos seguir el ejemplo de Jesús amando y sirviendo a los demás. Entregue a cada niño un papel y pídales que dibujen un corazón o el contorno de su mano. Luego invítelos a escribir o dibujar algo que ellos puedan hacer para seguir el ejemplo de Jesús. Pida a los niños que compartan sus ideas con la Primaria y coloque sus papeles junto a las láminas de Jesús. Canten “Yo trato de ser como Cristo” (CN,págs. 40–41).
· En un papel grande escriba la frase “Jesucristo es el ejemplo perfecto para mí”. Corte el papel como si fueran cuatro piezas simples de un rompecabezas. Escriba una de las siguientes frases detrás de cada pieza del rompecabezas: Él nos mostró la manera de ser bautizados (véase Mateo 3:13–17); Él mostró amor por otras personas (véase Marcos 10:13–16); Él perdonó a las personas que le hicieron daño (véase Lucas 23:34); Él nos mostró cómo orar (véase Mateo 6:5–13). Canten “Yo trato de ser como Cristo” (CN, págs.40–41). Pida a los niños que expliquen el mensaje que enseña la canción. Muestre una lámina de Cristo y dígales que Él nos enseñó muchas cosas por medio de Su ejemplo perfecto. Divida a los niños en cuatro grupos y entregue a cada grupo una de las piezas del rompecabezas y hojas de papel en blanco. Pídales que lean el pasaje juntos y que luego hagan un dibujo de cómo pueden seguir el ejemplo de Cristo. Pida a cada grupo que explique el pasaje de las Escrituras y de los dibujos y que luego coloquen su pieza del rompecabezas en la pizarra. Luego de que se haya armado el rompecabezas, repitan juntos: “Jesucristo es el ejemplo perfecto para mí”.
· Canten “Escojamos lo correcto” (CN, págs. 82–83),y pida a la mitad de los niños que escuchen cómo podemos ser felices y a la otra mitad qué escuchen lo que nos ayudará y mostrará el camino. Analicenlo que los niños han aprendido de la canción.
· Prepare tiras de papel con las siguientes palabras y referencias de las Escrituras: hambre (Mateo 5:6); alumbrar (Mateo 5:16); amar (Mateo 5:44) y orar (Mateo 6:6). Muestre una lámina del Sermón del monte. Explique que Jesús subió a una montaña a enseñarles a Sus discípulos; lo que Él les enseñó recibe el nombre de Sermón del monte. Muestre una de las tiras de papel a la mitad de los niños y pídales que representen la palabra con mímica para que el resto de los niños la adivinen. Lean juntos el pasaje de las Escrituras correspondiente y ayude a que los niños entiendan lo que Cristo enseñó y cómo podemos seguir Su ejemplo. Repita la actividad con las otras palabras y pasajes de las Escrituras.

· En cuatro tiras de papel escriba las siguientes enseñanzas de Jesús: (1) Hambre y sed de justicia, (2) Así alumbre vuestra luz, (3) Amad a vuestros enemigos, (4) Ora al Padre Celestial. (Para niños pequeños, considere utilizar láminas que ilustren estas enseñanzas.) Coloquelos papeles en diferentes partes del salón. Prepare algunas situaciones para analizar (véase LE, pág.184) que ayuden a los niños a comprender cómo aplicar estas enseñanzas. Por ejemplo: “Un niño en la escuela te fastidia y te llama por apodos feos. ¿Qué harías?” Repase los pasajes de las Escrituras del juego de adivinanzas que se describió anteriormente e indíqueles que los papeles que se ven en el salón corresponden a las Escrituras. Lea una situación para analizar e invíteles a ponerse de pie y colocarse al frente del papel con la enseñanza que les ayudaría a hacer lo justo. Pida a algunos niños que compartan qué elección harían.

 

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Lo que sí encontrarás, serán muchas otras ideas para magnificar tu llamamiento!

jesucristo-creo-la-tierra-bajo-la-direccion-de-nuestro-padre-celestial_ConexionSUD

Jesucristo creó la tierra bajo la dirección de nuestro Padre Celestial

Ideas y ayudas visuales para enseñar el Tiempo para Compartir de Jesucristo creó la tierra bajo la dirección de nuestro Padre Celestial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.