Inicio | Primaria | Tiempo para Compartir: El Padre Celestial proporcionó un Salvador y hace posible que yo regrese a Su presencia.

Tiempo para Compartir: El Padre Celestial proporcionó un Salvador y hace posible que yo regrese a Su presencia.

Ideas del Bosquejo 2014

· Trace en la pizarra un sendero recto que lleve hasta un lugar denominado “Vida eterna con nuestro Padre Celestial”. Coloque la imagen de una persona al principio del sendero y explique que esa imagen nos representa a todos y que debemos seguir el sendero para regresar con nuestro Padre Celestial. Diga a los niños que no podemos regresar con nuestro Padre Celestial por nuestra propia cuenta. Borre parte del sendero y pregunte: “¿Qué podría ayudarnos a continuar por el sendero?”. Pida a un niño que lea o recite el tercer Artículo de Fe. Muestra una lámina de Cristo en Getsemaní y explique brevemente la Expiación. Diga a los niños que la expiación de Cristo es como un puente que nos ayudará a regresar con nuestro Padre Celestial; si nos arrepentimos y obedecemos los mandamientos, podremos vivir nuevamente con Él. Dibuje un puente en la pizarra y mueva la imagen de la persona al final del sendero. Invite a varios niños a compartir sus sentimientos sobre Jesucristo y Su expiación. Si el tiempo lo permite, canten “Viví en los cielos” (CN, pág. 148).





Más Ideas:


· Explique que poco antes de que Jesús muriera en la cruz, Él y Sus Apóstoles fueron a un jardín llamado Getsemaní. Tres de los Apóstoles, Pedro, Santiago y Juan, entraron en el jardín con Él; allí se quedaron a poca distancia mientras Jesús se adelantaba para orar al Padre Celestial. Jesús sabía que tendría que padecer un gran dolor a fin de que nosotros pudiéramos arrepentirnos de las cosas malas que hiciéramos y fuéramos perdonados por haberlas hecho. Fue en el jardín de Getsemaní y en la cruz donde Jesús sufrió un gran dolor por nosotros, sí, allí padeció por nuestros pecados, o sea, por las cosas malas que hacemos. Escriba en la pizarra la palabra Expiación, y explique que la Expiación es el dolor y el sufrimiento que experimentó Jesús cuando sufrió por nuestros pecados a fin de que pudiéramos arrepentirnos y ser perdonados. Él lo hizo porque nos ama y porque deseaba brindarnos la posibilidad de arrepentirnos y de ser perdonados y así ser puros. Decimos que Él “expió” nuestros pecados y nuestras malas acciones. Pida a la clase que diga en voz alta la palabra Expiación. Nuestro Padre Celestial también nos ama y desea que cada uno de nosotros se arrepienta y vuelva a vivir con Él. Si nos arrepentimos, y por motivo de la expiación de Cristo, podemos ser perdonados por los pecados y las malas acciones que cometamos después de haber cumplido los ocho años de edad.

· Escriba en la pizarra el pasaje de Doctrina y Convenios 19:16, y pida a los niños más grandes que lo lean al unísono. Explique que la palabra “Dios”, en este caso, se refiere a Jesucristo. Pida a los niños que expliquen este pasaje con sus propias palabras. Explique que nuestro Padre Celestial nos ama y desea que vivamos nuevamente con Él, pero que para lograrlo, tenemos que arrepentirnos de todas las cosas indebidas que hayamos hecho y ser perdonados. ¿Por qué estuvo Jesucristo dispuesto a sufrir dolor por cada uno de nosotros? (Porque Jesús nos ama.) ¿En qué forma nos ayuda a todos el sufrimiento que Jesús padeció? (Por motivo de que Él sufrió dolor por nuestros pecados, nos es posible arrepentirnos y ser perdonados.) Dé a cada uno de los niños que sepa leer y escribir una copia del volante “Un mensaje especial”, que figura más abajo, y un lápiz. En seguida, lea el mensaje junto con ellos. Pregunte quién puede descifrar las letras que deben llenar los espacios en blanco. Los primeros nueve espacios en blanco corresponden a la palabraExpiación, y los diez que siguen, a la palabra arrepiento. Indique a los niños que completen los espacios en blanco y lleven el mensaje a sus respectivas casas, lo lean a sus padres y expliquen lo que han aprendido en la Primaria. Concluya la actividad leyendo en voz alta el mensaje junto con la clase.

Un mensaje especial
Por motivo de la _______________ de Jesús, yo puedo ser perdonado cuando me __________________.


·Canten o reciten la letra de “¿Vivió Jesús una vez más?” (Canciones para los niños, pág. 45). Ayude a los niños a hacer las acciones que se indican:

¿Vivió Jesús una vez más (Manos hacia afuera con las palmas hacia arriba.)
cuando en la cruz murió?
 Al tercer día en el jardín, (Levantar tres dedos.)a María habló. (Poner las manos alrededor de la boca.)¿A los que amaba visitó? (Poner las manos sobre el corazón.)Él se dejó tocar. (Con los dedos de una mano tocar la palma de la otra.)Con ellos Él también comió (Hacer como que comen.)miel de un panal.
Tenía marcas de la cruz (Tocar las palmas.)en las manos y en los pies. (Agacharse y tocar los pies.).¿Vivió Jesús una vez más (Manos hacia afuera con las palmas hacia arriba.)después que muerto fue?¡Oh sí, Él vive, sí! (Mover la cabeza en forma afirmativa.)


· Pida a los niños que cierren los ojos y hagan de cuenta que son ciegos. Explique que cuando resucitemos, nadie será ciego ni discapacitado, sino que tendremos cuerpos perfectos. Todos podrán ver, oír y correr; nadie tendrá problemas físicos; nadie se enfermará. Pida a los niños que abran los ojos y hablen de lo maravilloso que será tener cuerpos saludables y perfectos.

· Coloque láminas de la Última Cena, de Cristo en Getsemaní, dela Crucifixión y de la Resurrección alrededor delaula. Señale las láminas y diga a los niños que estos son acontecimientos en la última semana de lavida del Salvador. Indique a los niños que les va aleer un pasaje de las Escrituras que correspondecon una de las láminas y pídales que piensen ensilencio cuál lámina corresponde con el pasaje de las Escrituras. Lea Lucas 22:13–14, 19–20. Pida atodos que se pongan de pie y que se paren frente a la lámina correspondiente. Hablen sobre lo queestá sucediendo en la lámina. Repita con las otrasláminas (Getsemaní: Lucas 22:39–44; Crucifixión:Lucas 23:33–34, 46; Resurrección: Juan 20:11–18).Canten una canción tal como “Mandó a Su Hijo”(CN, págs. 20–21) o “Dios vive” (CN, pág. 8). Testifique que Jesús murió por nosotros para que podamos vivir nuevamente con nuestro Padre Celestial. 

· Escriba el tercer artículo de fe en la pizarra e invite a los niños a repetirlo junto con ustedunas cuantas veces. Explique brevemente cualquierpalabra que los niños no comprendan. (Por ejemplo, la Expiación es lo que Jesús hizo para hacerposible que nos arrepintamos y regresemos conDios). Borre una o dos palabras y repítanlo nuevamente. Continúen repitiendo a fin de ayudar a losniños a memorizarlo.

· Relate la siguiente historia e invite a los niños a ponerse de pie y a actuarla junto con usted.“Un hombre iba caminando por un sendero (caminar en su lugar). Cayó dentro de un agujero profundo (sentarse). Intentó salir una y otra vez, pero nopudo (hacer de cuenta que se trata de salir). Pidióauxilio (pedir auxilio calladamente). Otro hombreiba caminando por el mismo sendero y escuchó alhombre que pedía auxilio (pedir auxilio calladamente de nuevo). Bajó una escalera al agujero y el hombre subió por la escalera y salió del agujero (hacerde cuenta que se va subiendo por una escalera). Elhombre se salvó”. Analicen cómo se debió haber sentido el hombre cuando estaba en el agujero yluego cuando lo rescataron. Diga a los niños quecuando hacemos algo malo o cometemos un pecado, es como caer en un agujero profundo del cualno podemos salir por nuestra propia cuenta. Muestre una lámina de Jesús y diga a los niños que de lamisma forma en que alguien ayudó al hombre a salir del agujero, Jesucristo nos puede ayudar y salvarpara que podamos regresar a vivir con nuestro Padre Celestial nuevamente.

 · Invite a los niños a leer Alma 7:11–12 y a mencionar lo queJesús ha hecho por nosotros. Pida a unos cuantosniños que compartan lo que hayan descubierto.Diga a los niños que Jesús nos comprende cuandonos sentimos dolidos, tristes, asustados o enfermos,y que nos puede ayudar a vencer estas cosas.Escriba las siguientes declaraciones en la pizarra: Estoy agradecido por el Salvador porque _________ El Salvador me ayudará a __________. Invite a unos cuantos niños a compartir la formaen que completarían estas oraciones, o pida a todoslos niños que compartan sus respuestas con la persona que esté sentada a su lado. 


 · Diga a los niños que hay muchos relatos en las Escrituras de personas que fueron bendecidas gracias a la Expiación. Cuénteles algunos de estos relatos. Entre algunos relatos posibles se encuentra el de Alma, hijo (véase Alma36:5–27), Pablo (véase Hechos 8:1–3; 9:1–20) y Enós (véase Enós 1:1–8). Después de contar unode los relatos, repáselo con los niños. Con una hojade papel haga una pequeña bola y láncela a uno de los niños; luego pídale que diga algo sobre elrelato. Pida al niño que le tire de regreso la bola de papel. Continúe hasta que los niños hayan mencionado la mayoría de los detalles importantes delrelato. Dé su testimonio de la Expiación. 

· Divida a los niños en grupos y dé a cada grupo una lámina de un acontecimiento que se relacione con la Resurrección (por ejemplo, podría utilizar láminas de la Crucifixión, la sepultura de Cristo, la tumba vacía,María y el Señor resucitado, y Jesús mostrando Sus heridas a Sus discípulos). Dígales que no permitanque los otros grupos vean su lámina. Pida a cada grupo que dé unas cuantas pistas que ayuden a los otros niños a adivinar lo que está sucediendo en lalámina. Cuando adivinen correctamente, muestrela lámina a los otros grupos. Explique que debidoa que Jesucristo resucitó, todos resucitaremos.

· Escriba en la pizarra: “Jesucristo fue para ser nuestro salvador”. Tenga las letras e, s, c ,o, g,i, d y o esparcidas por el salón. Permita que los niñosdescifren las letras que completan la frase. Pídalesque lean Moisés 4:2 para verificar su respuesta. Leanjuntos la frase en la pizarra.

· Prepare tres tiras de papel y en cada una escribalas siguientes preguntas en cuanto a la canción “Vivíen los cielos” (CN, pág. 148): 1. ¿Quién presentó a todos un plan en los cielos antes de que viniéramos al mundo? 2. ¿Quién dijo: “Padre, hágase tu voluntad”? 3. ¿Qué oportunidad nos dio Jesús al seguir el plandel Padre? Pida a los niños que canten la primera estrofa de lacanción y que se pongan de pie cuando canten la respuesta a la primera pregunta. Luego analicen algunasde las otras enseñanzas que han aprendido de estaestrofa. Considere cantar la estrofa otra vez después dehaberla analizado. Luego repita la actividad con lasotras estrofas y preguntas. 

· Escriba en la pizarra las palabras del tercer Artículo de Fe entremezcladas con muchas otras palabras. Mientras usted repite el Artículo de Fe, pida a unos niños que borren las palabras que sobran. Repitan el Artículo de Fe varias veces todos juntos; luego borre las palabras, una a la vez, hasta que los niños sean capaces de repetir el Artículo por sí mismos. Enseñe que la Expiación consiste de dos partes: (1) Jesucristo venció la Caída y la muerte física por medio de la resurrección y todo el que haya vivido resucitará. (2) Jesucristo también venció la muerte espiritual por todos nosotros al tomar sobre Sí nuestros pecados. Para ser salvos de nuestros pecados, debemos ser obedientes a las leyes y ordenanzas del Evangelio. Haga un dibujo que represente el reino celestial, por ejemplo, de un sol. Recórtelo como si fuera en piezas de un rompecabezas. Escriba en cada pieza un pasaje que enseñe sobre leyes (por ejemplo: el diezmo, la Palabra de Sabiduría, el perdón) y ordenanzas (el bautismo, la Santa Cena). Reparta un número igual de piezas entre cada grupo de niños e invite a cada grupo a ubicar el pasaje, explicar la ley o la ordenanza y agregar su pieza al rompecabezas.

· Marcar una área en el piso de senda para peatones, al final de esta área colocar una lamina de Jesucristo (sí son pocos niños hacerles caminar por este sendero u elegir a dos niños para la demostración) La senda es un lugar donde ellos se pueden sentirse seguros si obedecen las leyes y señalizaciones – Hablar de Jesucristo y de las Expiación.


· Más ideas en cuanto a la EXPIACIÓN DE CRISTO.



***
¿Querés más ideas?
Seguinos en Facebook y Pinterest!

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Lo que sí encontrarás, serán muchas otras ideas para magnificar tu llamamiento!

Expiación de Jesucristo - Conexión SUD

La expiación y la resurrección de Jesucristo

Enseñanzas del Presidente Howard W. Hunter. “Nos levantaremos de la muerte terrenal y tendremos vida sempiterna gracias al sacrificio expiatorio y a la resurrección del Salvador” Howard W. Hunter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.