Inicio | Primaria | Tengo albedrío y soy responsable de mis decisiones.

Tengo albedrío y soy responsable de mis decisiones.

¿Cómo se le llama al derecho y al poder de gobernar nuestra propia vida? (Albedrío)

Tengo albedrio y soy responsable de mis decisiones_ConexionSUD-03_ConexionSUD-04

Explique que con la ayuda del Señor y mediante el ejercicio apropiado del albedrío podremos volver a la presencia de nuestro Padre Celestial. Explique a los niños que cuando ejercemos nuestro albedrío elegimos lo que hemos de hacer, y toda elección trae aparejada ciertas consecuencias.

Prepare dos tiras de papel, una que diga “Tengo albedrío” y otra que diga “Soy responsable de mis decisiones”. Divida a los niños en dos grupos y pida a dos niños que pasen al frente del salón. Pida a uno de ellos que sostenga en alto la primera tira de papel y pida a uno de los grupos que se ponga de pie y diga: “Tengo albedrío”. Pida al otro niño que sostenga en alto la segunda tira de papel y pida al otro grupo que se ponga de pie y diga “Soy responsable de mis decisiones”. Repita la actividad varias veces y permita que cada grupo diga cada frase.

Tengo albedrio y soy responsable de mis decisiones_ConexionSUD-04

 

 

Pregunte a los niños cuál sería la consecuencia si decidieran, tocar una cocina [estufa] caliente, asistir a la Iglesia, ser amables con los demás o no comer. Explique que nuestro Padre Celestial nos ama y desea que tomemos buenas decisiones y recibamos las bendiciones de dichas decisiones.

Escriba en tiras de papel algunas buenas decisiones y algunas malas decisiones que un niño podría tomar y colóquelas en un recipiente. Pida a los niños que formen dos filas: una fila de “decisiones” y una fila de “consecuencias”.

Tengo albedrio y soy responsable de mis decisiones_ConexionSUD-04_ConexionSUD-04

 

Tengo albedrio y soy responsable de mis decisiones_ConexionSUD-03

Pida al primer niño de cada fila que camine hacia el frente del salón mientras todos cantan la primera estrofa de “Haz el bien” (Himnos, nro. 155). Pida al niño de la fila de “decisiones” que saque y lea una decisión. Pida al otro niño que mencione una posible consecuencia de esa decisión. Pida al resto de los niños que señalen con el pulgar hacia arriba si es una buena decisión y con el pulgar hacia abajo si es una mala decisión. Continúe según el tiempo lo permita.

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Esto te interesa

Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres

La libertad de elección: Un principio eterno

“El albedrío se nos ha dado a todos nosotros para que tomemos decisiones importantes que …

Un comentario

  1. Hola hnas! Gracias por toda la ayuda que son para mi en la primaria! Las aprecio mucho! Me gusta mucho el planificador pero no entiendo porque cuesta más del doble que los planificadores de mujeres jóvenes y sociedad de socorro. Podrían bajar un poco el precio para que sea un poco más accesible?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *