Inicio | Familia e Historia Familiar | «Reverencia y respeto: enseñar a los niños los principios olvidados»
Cuando la vida familiar se basa en las enseñanzas de Jesucristo, podemos ser felices.

«Reverencia y respeto: enseñar a los niños los principios olvidados»

Cuando a los líderes de la primaria se les pide que compartan algunos de sus retos en la primaria, muchas veces dicen que es una falta de reverencia y respeto. Los niños están creciendo en un mundo donde la piedad hacia Dios y hacia los demás están disminuyendo rápidamente. La falta de respeto y la irreverencia pueden llegar a ser normal y aceptada por nuestros hijos si no les enseñamos lo contrario.

Los padres pueden fomentar actitudes reverentes y respetuosas en el comportamiento de sus hijos. Los líderes de la Primaria están pidiendo a los padres que enseñen el verdadero significado de la reverencia a sus hijos y sean un ejemplo de reverencia.

Los niños no nacen con una inclinación natural a ser reverentes. El presidente Marion G. Romney dijo: «Por lo general, los niños … serán casi tan reverentes como se les enseña a ser, y no más» («La reverencia», Liahona, octubre de 1976, p. 3).

¿Qué pueden hacer los padres y los líderes de la Iglesia para estimular y fomentar actitudes reverentes y respetuosos y un buen comportamiento en los niños?

Participar en el tiempo para compartir con los niños de la primaria se presenta como una oportunidad semanal para experimentar reverencia. Enseñe a los niños el verdadero significado de la reverencia y por qué es importante.

Cuando a un niño de primaria se le preguntó: «¿Qué es el respeto?» él respondió: «Es cuando cruzo los brazos y estoy tranquilo». La reverencia es mucho más que sentarse quieto y callado. Una canción de la Primaria enseña:

La reverencia es más que estar quietos;
es recordar al Señor, ver las bendiciones del Padre en los cielos;
es un sentimiento de amor.
(Canciones para los niños, 12)

La reverencia es un profundo respeto y amor. Los niños son capaces de entender que la reverencia es un sentimiento de amor por nuestro Padre Celestial y Jesucristo y que se nota en sus actitudes y comportamientos. Se les puede enseñar a mantener una actitud de reverencia, incluso cuando están participando en actividades de diversión y movimiento.

Dé un buen ejemplo de reverencia.

El ejemplo es siempre la mejor y más eficaz manera de enseñar a los niños. Los niños notan cuando la reverencia es parte de nuestra forma de vida. Se dan cuenta de cómo hablamos acerca de nuestro Padre Celestial y de Jesucristo, cómo tratamos a los demás, y lo felices y agradecidos que estamos. Ellos observan cómo valoramos las Escrituras y vivimos el Evangelio. Aprenden reverencia mientras nos escuchan a orar usando el lenguaje apropiado de la oración (como los pronombres Tú, Ti, Tus y Tu). Los niños están más influenciados por lo que ven hacer que por lo que nos oyen decir.

Fomentar la reverencia por el amor.

Cuando los niños sienten nuestro amor son más receptivos al Espíritu que lleva a la reverencia. Podemos demostrar nuestro amor al expresar interés por cada niño. A menudo los que el niño necesita para ser reverente es nuestro amor.

Una maestra estaba teniendo problemas con algunos miembros de la clase que se portaban mal.

Ella fue aconsejada para seleccionar a uno de ellos y luego demostrar a esa persona de cinco formas diferentes que ella lo amaba. Después de hacer esto, se informó que la niña que seleccionada había dejado de comportarse mal, así que seleccionó a otro e hizo lo mismo. Durante las próximas semanas, se seleccionaron tres miembros de la clase, y cada uno dejó de ser perjudicial después de que ella demostró que se preocupaba por ellos. El amor ablanda corazones. (véase La enseñanza: el llamamiento más importante [1999], 31).

Proporcionar oportunidades para que los niños experimenten reverencia.

El presidente Harold B. Lee dijo: «La reverencia es una cualidad del alma que necesita un clima adecuado en el que florezca». La reverencia comienza en el hogar. Cuando los padres y los líderes de la Iglesia unen sus esfuerzos para crear un clima de respeto, el Espíritu pueda estar presente y proporciona una oportunidad para que los testimonios crezcan.

 

Por la hermana Rosemary M. Wixom, Jean A. Stevens y Cheryl A. Esplin --- presidencia general de la Primaria.

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Lo que sí encontrarás, serán muchas otras ideas para magnificar tu llamamiento!

Julio: Hago lo justo al vivir los principios del Evangelio

Ideas y ayudas visuales para enseñar el Tiempo para Compartir de Julio: Hago lo justo al vivir los principios del Evangelio. Este mes los niños aprenderán en cuanto a principios del Evangelio que los ayudará a vivir en rectitud: Ayuno, oración, bondad, reverencia y honestidad.

2 comentarios

  1. Amados hermanos, doy gracias a Dios por todo el material que comparten, oro para que cada día el Señor les bendiga y continúe brindando sabiduría, ha sido un gran aporte para mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.