Inicio | Sociedad de Socorro | Clases Dominicales | “Revelación para la Iglesia, revelación para nuestras vidas” Por el presidente Russell M. Nelson
primera presidencia profeta presidente nelson revelacion apostoles organizacion

“Revelación para la Iglesia, revelación para nuestras vidas” Por el presidente Russell M. Nelson

Ideas y ayudas visuales para las Reuniones del segundo y tercer domingo de la Sociedad de Socorro o el cuórum de élderes sobre “Revelación para la Iglesia, revelación para nuestras vidas” Por el presidente Russell M. Nelson

El segundo y tercer domingo de cada mes, los cuórums de élderes y las Sociedades de Socorro aprenderán de las enseñanzas de los líderes de la Iglesia dadas en la conferencia general más reciente. Se debe hacer hincapié en los mensajes de los miembros de la Primera Presidencia y del Cuórum de los Doce Apóstoles. No obstante, según las necesidades locales y la inspiración del Espíritu, se puede analizar cualquier otro mensaje de la conferencia general más reciente.

Antes de comenzar con la lección, vean el siguiente video sobre la vida del Presidente Nelson. Al comenzar con un nuevo mes, es un buen momento para conocer a nuestro nuevo Profeta, y repasar sus enseñanzas en la última conferencia general.

Pregunte a los hermanos cómo responderían si un amigo de otra religión les preguntara qué consejo ha dado su profeta a los miembros. Pregunte a los hermanos por qué piensan que es importante escuchar y seguir al profeta viviente.

Muestre fotos de la Primera Presidencia y del Cuórum de los Doce Apóstoles (como las que se encuentran en la revista Liahona de conferencia general) y comparta su testimonio de que todos esos hombres son profetas, videntes y reveladores. Invite a los hermanos a escribir en la pizarra una lista de consejos que han dado los profetas vivientes (lleve a clase ejemplares de la revista Liahona de la conferencia general más reciente para ayudarles a recordar). ¿Por qué seguir ese consejo los bendice a ellos y a sus familias?

Relate con sus palabras algunas de las historias que comparte el Pte. Nelson en cuanto a su niñez y su familia. Lean luego los siguientes 3 párrafos del discurso.

Entonces el Señor trajo a Wendy Watson a mi lado. Nos sellamos en el Templo de Salt Lake el 6 de abril de 2006. ¡Cuánto la amo! Es una mujer extraordinaria; una gran bendición para mí, para nuestra familia, y para toda la Iglesia.

Con el fin de reforzar mi propuesta de matrimonio a Wendy, le dije: “Sé algo sobre la revelación y cómo recibirla”. Dice mucho a su favor —y, como he llegado a descubrir, es muy típico de su persona— que ella ya había buscado y recibido su propia revelación sobre nosotros, lo que le dio el valor para decir sí.

Como miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles, yo oraba a diario para recibir revelación y le daba gracias al Señor cada vez que Él le hablaba a mi corazón y a mi mente.

  • ¿Creen que solo el Pte. Nelson puede recibir revelación personal para tomar decisiones en su vida? Continúen leyendo el siguiente párrafo

¡Imagínense el milagro de eso! Cualquiera que sea nuestro llamamiento en la Iglesia, podemos orar a nuestro Padre Celestial y recibir orientación y dirección, recibir advertencias sobre peligros y distracciones, y ser capaces de lograr cosas que simplemente no podríamos hacer por nosotros mismos. Si de verdad recibimos al Espíritu Santo, y aprendemos a discernir y a entender Sus impresiones, seremos guiados en los asuntos grandes y pequeños.

  • Enumeren algunos asuntos grandes y pequeños en que los hermanos necesitarían recibir revelación personal.
  • Continúen leyendo los siguientes párrafos. Piensen en el día en que fueron confirmadas miembros de la Iglesia y se les dijo: “Recibe el Espíritu Santo”. ¿Cómo las ha bendecido el don del Espíritu Santo?

Cada una de esas bendiciones se ha recibido al buscar y prestar atención a las impresiones del Espíritu Santo. El presidente Lorenzo Snow dijo: “Ese es el gran privilegio de todo Santo de los Últimos Días… que tenemos el derecho de tener manifestaciones del Espíritu cada día de nuestra vida”.

Una de las cosas que el Espíritu ha grabado repetidamente en mi mente, desde que recibí el nuevo llamamiento como Presidente de la Iglesia, es cuán dispuesto está el Señor a revelar Su disposición y voluntad. El privilegio de recibir revelación es uno de los dones más grandiosos que Dios da a Sus hijos.

Mediante las manifestaciones del Espíritu Santo, el Señor nos ayudará en todas nuestras rectas aspiraciones. Recuerdo que en una sala de operaciones he estado ante un paciente —inseguro de cómo efectuar una intervención quirúrgica sin precedentes— y he sentido que el Espíritu Santo hacía en mi mente un diagrama de la técnica.

  • Lean el siguiente párrafo. Fijensen en las cosas que hizo el Pte Nelson a fin de prepararse para recibir revelación personal. ¿Cuáles son algunas otras formas en que podemos prepararnos a nosotros mismos?

Debido a que sé que la buena inspiración se basa en la buena información, en espíritu de oración me reuní por separado con cada uno de los Apóstoles. Después me fui solo a una sala privada del templo y busqué la voluntad del Señor. Testifico que el Señor me indicó que seleccionara al presidente Dallin H. Oaks y al presidente Henry B. Eyring para servir como mis consejeros de la Primera Presidencia.

  • Reparta copias del discurso y lápices a fin de que los hermanos puedan subrayar las formas en que podemos prepararnos para recibir revelación personal.

Hermanos y hermanas, ¿cómo podemos llegar a ser los hombres y las mujeres (los siervos semejantes a Cristo) que el Señor necesita que seamos? ¿Cómo podemos encontrar respuestas a las preguntas que nos dejan perplejos? Si algo nos enseña la experiencia trascendental que tuvo José Smith en la arboleda sagrada, es que los cielos están abiertos y que Dios habla a Sus hijos.

El profeta José Smith estableció un patrón que hemos de seguir al resolver nuestras preguntas. Atraído a la promesa de Santiago de que si carecíamos de sabiduría podíamos pedirla a Dios, el joven José llevó su pregunta directamente al Padre Celestial. Él procuró revelación personal, y esa búsqueda dio comienzo a esta última dispensación.

Del mismo modo, ¿a qué dará comienzo la búsqueda de ustedes? ¿De qué sabiduría carecen? ¿Qué necesidad sienten que les es urgente saber o comprender? Sigan el ejemplo del profeta José; encuentren un lugar tranquilo a donde puedan ir con regularidad; humíllense ante Dios; derramen su corazón a su Padre Celestial; acudan a Él para recibir respuestas y consuelo.

Oren en el nombre de Jesucristo acerca de sus preocupaciones, sus temores, sus debilidades, sí, los anhelos mismos de su corazón. ¡Y luego, escuchen! Anoten las ideas que acudan a su mente; escriban sus sentimientos y denles seguimiento con las acciones que se les indique tomar. A medida que repitan este proceso día tras día, mes tras mes, año tras año, “podrán crecer en el principio de la revelación”.

En su mensaje, el presidente Nelson nos suplica que aumentemos nuestra “capacidad espiritual para recibir revelación”. A fin de ayudar a los miembros a seguir su indicación, podría escribir en la pizarra preguntas como las siguientes: ¿Por qué necesitamos revelación? ¿Cómo podemos aumentar nuestra capacidad de recibir revelación, tanto en forma individual como cuando deliberamos en consejo? ¿Qué bendiciones ha prometido el presidente Nelson si buscamos revelación? Divida a los miembros en grupos e invite a cada grupo a buscar y compartir las respuestas a una de las preguntas.

  • Para finalizar vean el video del discurso a partir del minuto 14:23 donde el Pte. Nelson nos invita a esforzarnos para recibir nuestra propia inspiración.

Entregue a cada hermano una tarjeta pequeña, e invítelos a encontrar una declaración que les gustaría escribir en la tarjeta para llevarla a casa y colocarla en su hogar o guardarla en su ejemplar de las Escrituras. Pídales que compartan sus declaraciones y expliquen por qué las eligieron.

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Esto te interesa

Ven, Sígueme Abril - ¿Cuál fue la función de José Smith en la Restauración? Después de siglos de apostasía, el Señor restauró Su Iglesia y la plenitud del Evangelio por medio del profeta José Smith.

¿Cuál fue la función de José Smith en la Restauración?

Ven, Sígueme Abril - ¿Cuál fue la función de José Smith en la Restauración? Después de siglos de apostasía, el Señor restauró Su Iglesia y la plenitud del Evangelio por medio del profeta José Smith.

Un comentario

  1. Estimada Rocio, gracias por esta maravillosa página. Me ha sido de muchísima ayuda para preparar mis clases y para poder desarrollarlas mejor.
    Recibe mis saludos desde Uruguay!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.