Inicio | Mujeres Jóvenes | Ven, Sigueme | Febrero: El Plan de Salvación | ¿Por qué tenemos adversidades?
Por qué tenemos adversidad - Conexion SUD

¿Por qué tenemos adversidades?

Como parte del plan de nuestro Padre Celestial, debemos experimentar adversidad durante la vida terrenal. En algunos casos, la adversidad es el resultado de nuestras malas decisiones o de las decisiones de los demás. Otras pruebas son simplemente una parte natural de nuestra experiencia terrenal. A pesar de que son difíciles, nuestras tribulaciones nos ayudan a crecer espiritualmente y a llegar a ser más como Jesucristo.

¿Qué adversidades ha sufrido usted? ¿Qué ha aprendido de ellas? ¿Qué le ha ayudado a afrontarlas? ¿Tiene alguna experiencia que resulte apropiada para compartir con las jóvenes?

Medite y ore en cuanto a las jóvenes de la clase. ¿Qué desafíos y pruebas están sufriendo? ¿Cómo afrontan la adversidad en su vida?


 

Nota para el maestro: Al enfrentarse con adversidades, muchos jóvenes suelen pensar que son los únicos que tienen problemas. Sin embargo, cada uno de nosotros decidió venir a la tierra para ser probado y las adversidades que encaramos nos ofrecen la oportunidad de desarrollarnos y progresar. Ayude a los miembros de la clase a saber que si entienden por qué experimentamos adversidades les será más fácil aprender en base a los problemas y el desaliento.

“En ocasiones el Señor permite que tengamos pruebas a fin de que nos transformemos en siervos productivos… Su ojo que todo lo ve está sobre nosotros y siempre nos observa, ya que Él es nuestro Padre Celestial Eterno. Cuando vengan las pruebas —y de seguro que todos tendremos pruebas durante nuestra vida terrenal—, no nos hundamos en el abismo de la auto conmiseración, sino recordemos quién está al timón; recordemos que Él está ahí para guiarnos por entre las tormentas de la vida”. – Presidente James E. Faust (1920–2007), Segundo Consejero de la Primera Presidencia, “No temáis”, Liahona, octubre de 2002, pág. 5.

Lea o pida a un miembro de la clase que lea en voz alta la siguiente declaración del élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce Apóstoles:

“Las pruebas, las desilusiones, la tristeza y el dolor surgen de dos orígenes que son fundamentalmente diferentes: los que quebrantan las leyes de Dios siempre las tendrán; la otra razón de la adversidad es para que se cumplan los propósitos del Señor de que seamos refinados por las pruebas… [Algunas pruebas] son el resultado de tu desobediencia, son evidencia de que el Señor sabe que estás preparado para progresar más” (véase “La confianza en el Señor”, Liahona, enero de 1996, pág. 18).

Señale que todos podemos evitar las adversidades que provienen de la primera fuente mencionada —la desobediencia a los mandamientos de Dios. Hacemos esto cuando tomamos decisiones correctas.

• ¿Qué clases de adversidades podemos decidir que evitaremos?

Anote en una columna en la pizarra las respuestas de los miembros de la clase. Dichas respuestas podrían incluir la mala salud o la adicción debido a no observar la Palabra de Sabiduría, los altercados en la familia por causa del egoísmo o la mezquindad, la culpabilidad o el castigo por haber quebrantado las leyes nacionales y cualquier otra adversidad proveniente de haber escogido algo indebidamente.

Explíqueles que si estamos enfrentando una adversidad resultante de un pecado, debemos tratar de arrepentirnos de ese pecado. El arrepentimiento contribuirá a quitar o a reducir la adversidad. (Quizás podría señalarles que a veces enfrentamos adversidades debido al pecado que otra persona ha cometido. Puesto que cada persona tiene la libertad de escoger sus propias acciones, ese tipo de adversidadcorresponde a la segunda categoría que se menciona a continuación.)

• ¿Qué clases de adversidades podrían afligirnos a pesar de nuestras decisiones?

Escriba en una segunda columna en la pizarra las respuestas de sus alumnos. Tales respuestas podrían incluir diversos tipos de enfermedades o impedimentos físicos, heridas o pérdida de dinero debido a accidentes o mal tiempo, y el desaliento causado por no haber recibido una oportunidad o una bendición determinada.

Explíqueles que aunque no podemos decidir que evitaremos esta clase de adversidades, podemos determinar cómo habremos de reaccionar ante ellas. Si las consideramos como oportunidades para aprender y progresar, nuestras dificultades podrían convertirse en bendiciones para nosotros.

Por medio de la adversidad podemos aprender y progresar

Por qué tenemos adversidad - Conexion SUD

Dibuje una línea vertical en el centro de la pizarra y escriba “¿Por qué tenemos adversidades?” como título de una columna y “¿Cómo podemos afrontar los desafíos de nuestra vida?” como título en la otra columna. Divida en partes el discurso del presidente Thomas S. Monson “No te dejaré, ni te desampararé” y entregue una parte a cada joven para que la lea. Pida a las jóvenes que busquen respuestas a estas preguntas y que las escriban en la parte de la pizarra que corresponda. ¿Qué han aprendido las jóvenes gracias al discurso del presidente Monson?

 Por qué tenemos adversidades - Crucigrama - Conexion SUD

Prepare varias copias del crucigrama y distribúyalas entre todos los miembros o parejas de miembros de la clase. Pídales entonces que consulten pasajes de las Escrituras para completar el crucigrama. También podría colocar una copia de mayor tamaño en la pizarra y hacer que toda la clase en conjunto lo solucione.

Respuestas:

Horizontales: 3-paz; 4-Liberty; 7-fíate; 8-provecho; 10-bendición.

Verticales: 1-Smith; 2-breve; 5-sopórtalas; 6-experiencia; 9-paciente.

Cómo puedo encontrar soluciones a mis desafíos y problemas

Ponga una pelota de ping pong o plástica en el fondo de un frasco con tapa; llene luego el frasco con trigo o arroz sin cocinar y colóquele la tapa. Agite el frasco varias veces de arriba hacia abajo, de modo que la pelota vaya subiendo hasta el tope. Explíqueles que aunque la pelota estaba al principio en el fondo del frasco, fue levantándose hasta el tope porque es más liviana que el trigo o arroz que la rodeaba. De igual manera, si conservamos una actitud positiva con respecto a nuestras dificultades, podremos elevarnos en lugar de permitir que nos depriman.

 

 

 

 

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

3 comentarios

  1. Lourdes Nocheuena

    ESTE TEMA HACE RETROCEDER EN MI VIDA TODAS LAS ADVERSIDADES QUE HE SUFRIDO UNAS POR MIS MALAS DECISIONES, OTRAS POR LO INCORRECTO DE OTROS Y ALGUNAS POR LA NATURALEZA DE LA VIDA TODAS ELLAS TRAEN CONSIGO ALGO QUE APRENDER Y TIENEN UN PROPÓSITO, DE TODAS ELLAS SE QUE SI ME MANTENGO FIRME EN EL MOMENTO CON EL LLAMAMIENTO QUE TENGA Y NO ME DEJE LLEVAR POR LA ADVERSIDAD, EL SEÑOR NO ME DEJA SOLA EL HARÁ QUE ESTA PRUEBA SEA LIGERA Y ME PROVEERÁ LO QUE EN ESE MOMENTO NECESITE AL GRADO DE PODER DISFRUTAR DE SU PRESENCIA.
    ESTO LO TESTIFICO EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO, AMEN.
    GRACIAS

  2. Hola!!! que alegría saber que estan ahi…. compartiendo ideas que me ayudan a tener clases mas lindas!! gracias por tanto…

  3. hola me encantan sus ideas soy primera consejera de las mujeres jovenes y me gustaria seguir aprendiendo y haciendo buenas ideas como las d ustedes.

Deja un comentario