Inicio | Sociedad de Socorro | Clases Dominicales | La expiación y la resurrección de Jesucristo
Expiación de Jesucristo - Conexión SUD

La expiación y la resurrección de Jesucristo

“Nos levantaremos de la muerte terrenal y tendremos vida sempiterna gracias al sacrificio expiatorio y a la resurrección del Salvador” Howard W. Hunter

Actividad para despertar la atención: Ponga en un plato sal. Esta sal somos todas nosotras cuando venimos a la tierra, blancas y puras. A medida que transitamos el camino de la vida, cometemos algunos errores de los cuales debemos arrepentirnos. Vierta pimienta negra molida sobre la sal. Nada impuro puede entrar en la presencia de Dios, por lo que Nuestro Padre Celestial ideó un plan con Jesucristo cómo nuestro Salvador. Pase una cuchara de plástico por sobre la sal. La pimienta se pegará a la cuchara. Gracias a su Expiación, si nos arrepentimos, podemos ser limpias otra vez.

Actividad para despertar la atención: Armar 3 vasos: Tu: Agua, Pecado: Agua + Iodo, Jesucristo: Agua + lavandina (lejía). El primer vaso (TU) somos todas nosotras cuando venimos a la tierra, blancas y puras. A medida que transitamos el camino de la vida, cometemos algunos errores de los cuales debemos arrepentirnos. Vierta líquido del segundo vaso (PECADO) en el primer vaso (TU). El líquido del primer vaso se manchará. Nada impuro puede entrar en la presencia de Dios, por lo que Nuestro Padre Celestial ideó un plan con Jesucristo cómo nuestro Salvador. Vierta líquido del tercer vaso (JESUCRISTO) dentro del primero (TU). El líquido del primer vaso se purificará. Jesucristo es limpio y perfecto. Vierta el líquido del segundo vaso (PECADO) en el tercero (JESUCRISTO). El tercer vaso seguirá puro. Jesucristo tiene el poder de limpiarnos y purificarnos. Gracias a su Expiación, si nos arrepentimos, podemos ser limpias otra vez. Vierta el líquido del terce vaso (JESUCRISTO) en el segundo vaso (PECADO). El vaso del segundo vaso será puro.

La Expiación fue un supremo acto de amor de nuestro Padre Celestial y Su Hijo Amado Jesucristo

  • ¿Cómo demuestra la Expiación el amor que el Padre Celestial y Jesucristo nos tienen? (Véase la sección 1). ¿Cómo podemos mostrar gratitud por ese don de amor? (Véase D. y C. 42:29).
  • La Expiación de Jesucristo - ConexionSUD-01
  • Pídales que escriban una breve definición de la Expiación y los sentimientos que tienen por lo que el Salvador hizo por ellas.

  • Invite a cada hermana a leer sobre uno de los principios de la Expiación que la hermana Linda K. Burton menciona en su discurso “¿Está escrita en nuestro corazón la fe en la expiación de Jesucristo?”. Pídales que encuentren a alguien de la clase que haya leído sobre el mismo principio e invítelas a analizar lo que hayan aprendido y a dar un ejemplo de su propia vida o de la vida de otras personas que ilustre ese principio. Pida a una hermana de cada grupo que comparta con el resto de la clase lo que haya analizado con su compañera.

  • La expiación de Jesucristo - Conexión SUD

El Salvador tomó sobre sí todos nuestros pecados, enfermedades, tristezas y dolores

  • Al repasar la sección 2, busque las numerosas maneras en que nos bendice la Expiación. ¿Cómo aumentan su comprensión de la Expiación las enseñanzas del presidente Hunter y su uso de las Escrituras? ¿Qué experiencias han fortalecido su testimonio de la Expiación? ¿Cómo puede fortalecerle durante sus pruebas el poder de la Expiación?
  • Invite a las hermanas a leer la sección titulada “Confiar en nuestro Padre Celestial y en Jesucristo” en las páginas 10 y 11 de Leales a la Fe. ¿Qué aprenden sobre la manera en la que Jesucristo puede ayudarlas en sus padecimientos?
  • Muestre el video “Dios nos apoyará”. ¿Cómo responderían las jóvenes la pregunta que plantea el élder Robert D. Hales al principio del video? ¿Qué hizo Brittany a fin de hallar la fuerza para vencer su problema? Invite a las jóvenes a meditar y escribir maneras de seguir el ejemplo de Brittany para afrontar una situación que tengan ellas.

  • Invítelas a leer o ver el relato sobre la forma en que el élder Shayne M. Bowen afrontó la pérdida de su hijo (en el discurso “‘…porque yo vivo, vosotros también viviréis’”). Pídales que consideren la siguiente pregunta a medida que lean o vean el relato: ¿Cómo le ayudó la Expiación al élder Bowen en su tribulación? Invítelas a expresar sus ideas. Pida a las jóvenes que piensen en una tribulación que tengan en este momento. ¿Cómo pueden obtener fortaleza de la Expiación?

El Salvador sufre en Getsemaní

  • Jesús, Pedro, Santiago y Juan se retiran al Jardín de Getsemaní. Jesús se somete a la voluntad de Su padre y comienza el sufrimiento por los pecados y las aflicciones de la humanidad. Luego, es traicionado y arrestado.

Jesucristo se levantó de la tumba y fue las primicias de la resurrección

  • ¿Cuáles son sus impresiones al estudiar las enseñanzas del presidente Hunter acerca de la resurrección? (Véase la sección 3). ¿Cómo podríamos valorar mejor la importancia de la resurrección?

El Salvador resucita

Pedro y Juan encuentran la tumba vacía. Jesús, ahora resucitado, se le aparece a María.

  • Muestre una lámina del Salvador resucitado (por ejemplo, Libro de obras de arte del Evangelio, págs. 59–60). Pregunte a las hermanas cómo explicarían la Resurrección a alguien que no esté familiarizado con ese concepto.
  • Pregunte a las hermanas qué se celebra durante la Pascua de Resurrección. ¿Cuáles son algunos de los símbolos de la Pascua? ¿Qué enseñan esos símbolos en cuanto a la Resurrección?

Jesús se apareció a muchas personas tras Su resurrección

  • Repase la sección 4, en la cual el presidente Hunter detalla muchos testimonios de la resurrección de Jesucristo. ¿Por qué es significativo el testimonio de esos testigos?
  • Seleccione algunos pasajes de 1 Corintios 15 acerca de la Resurrección. Invite a las hermanas a que lean los pasajes, en grupos pequeños o en forma individual, y hagan un resumen de lo que aprendan acerca de la Resurrección (por ejemplo, los versículos del 1 al 8 se pueden resumir como “Hay testigos de la Resurrección”). ¿Por qué creen las jóvenes que es importante que sepan estas verdades acerca de la Resurrección?

  • Como clase, haga una lista de personas de las Escrituras que fueron testigos de la resurrección del Salvador. Invite a las hermanas a escudriñar el discurso del élder D. Todd Christofferson, “La resurrección de Jesucristo”, para encontrar otros ejemplos. Aliéntelas a buscar los testimonios de estos testigos en las Escrituras (en el discurso del élder Christofferson se proporcionan algunas referencias). ¿Qué aprendemos en cuanto al Salvador y Su resurrección por medio de estos testigos? Comparta su testimonio de la resurrección del Salvador e invite a algunas hermanas a compartir el suyo.

Nos levantaremos de la muerte y tendremos vida sempiterna

  • Considere la enseñanza del presidente Hunter de que la resurrección ofrece “toda la esperanza, la seguridad y la creencia necesarias para sostenernos en nuestra vida llena de dificultades y a veces de pesar” (sección 5). ¿En qué sentido es la resurrección una fuente de esperanza y consuelo para usted? ¿Cómo ha enriquecido su vida el testimonio de la Resurrección?
  • Escriba lo siguiente en la pizarra (quizá desee hacerlo antes de que comience la clase). Pida a los alumnos que piensen en qué podría ponerse en el espacio en blanco.

    “Después de toda nuestra obediencia y buenas obras, no podemos salvarnos de la muerte ni de los efectos de nuestros pecados individuales sin…”

    Lea en voz alta las siguientes palabras del élder Dallin H. Oaks:

    “Después de toda nuestra obediencia y buenas obras, no podemos ser salvos de la muerte ni de los efectos de nuestros pecados individuales sin la gracia que extiende la expiación de Jesucristo. El Libro de Mormón aclara este punto, ya que enseña que ‘la salvación no viene sólo por la ley’ (Mosíah 13:28). En otras palabras, la salvación no viene simplemente por guardar los mandamientos …Incluso aquellos que tratan de obedecer y de prestar servicio a Dios con todo su corazón, alma, mente y fuerza son ‘servidores inútiles’ (Mosíah 2:21). El hombre no puede ganarse su propia salvación” (“Another Testament of Jesus Christ”, Ensign, marzo de 1994, pág. 67).

    A fin de completar la aseveración de la pizarra, escriba la gracia que extiende la expiación de Jesucristo.

  • Pida a las hermanas que imaginen que una amiga que no es miembro de la Iglesia ha perdido a un ser querido. Divida la clase en dos, a una mitad asígneles que lean Alma 40 y a la otra mitad Alma 41. Pídales que hagan una lista de enseñanzas sobre la Resurrección que encuentren en esos capítulos que podrían compartir con sus amigos. A continuación, haga que compartan sus listas con el resto de la clase.

  • Invite a las hermanas a leer los relatos que el presidente Thomas S. Monson cuenta en sus discursos “¡Ha resucitado!” y “Señora Patton: La historia continúa”. Pídales que resuman los relatos en sus propias palabras y que hablen de lo que éstos les enseñan acerca de la Resurrección. ¿Qué les llama más la atención de los relatos?

 

Esta lección puede acompañarse perfectamente con nuestra Lección Silenciosa de Resurrección: 8 días caminando con Cristo. Tiene hermosos imprimibles y una cuadernillo para leer, reflexionar y escribir que a las hermanas va a gustarle mucho para prepararse para la Pascua.

Caminando-con-Cristo-Lección-de-Pascua-de-Resurrección-Conexión

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Esto te interesa

Abril: Jesucristo es mi Salvador y Redentor

Tiempo para Compartir Abril 2016 “Creemos que por la Expiación de Cristo, todo el género …

2 comentarios

  1. Excelente!!!!!!! muchísimas gracias,no puedo dudar que son inspiradas al preparar estas clases para ayudarnos a nostras a poder enseñar la verdadera doctrina!!!!!!!! Se que Nuestro Padre las seguirá bendiciendo e inspirando en todo lo que hagan!!!!!! de nuevo muchísimas gracias

Deja un comentario