Inicio | Mujeres Jóvenes | Campamentos | Hermanas Super Heroes – Campamento de Mujeres Jóvenes
“Hermanas Super Heroes” - Logo

Hermanas Super Heroes – Campamento de Mujeres Jóvenes

El campamento de las Hermanas Super Heroes une a las jóvenes con super poderes!

El tema “Hermanas Super Heroes” se centra cada día en actividades divertidas combinadas con un enfoque espiritual, tales como:

DÍA 1: “Mujer Maravilla”

Reconociendo su Naturaleza Divina y Valor individual

Día de Transformación a Hermana Super Heroes – entregar camisetas, decorar diarios personales, capas y escudos con su propio nombre de superhéroe (Asombrosa Andre, Valiente Victoria, Maravillosa Maria)

“Hermanas Super Heroes” - Logo

Devocional – Hijas de Dios / Naturaleza Divina / Valor individual

CANCIÓN: “Tu Eres La Hija De Dios” por Jamie Glen

Dentro de mi ser
tengo una oracion
que pide hoy por ti
y por tu proteccion
que puedas recordar quien eres
y al Señor tu Dios
lo busques y lo encuentres
y el te de su amor.

Tu eres la hija
la hija de Dios,
camina erguida y con honor
trata de entender
tu parte en el gran plan
Él cerca esta
y de la mano te guiará.

Mucho antes de que tu nacieras
el Padre en tus brazos te tenia
y asi te envio a esta tierra
a morar
y dijo hija mia nunca olvides
tu valor.

Tu eres la hija
la hija de Dios
camina erguida
y con honor
trata de entender
tu parte en el Gran Plan
el cerca esta
y de la mano te guiará.

Sabiamos que no seria facil
que nos extraviariamos
sin poder ver
mas por favor recuerda
siempre que sola no estas
que El te ama mucho
y a tu hogar te guiará.

Tu eres la hija
la hija de Dios
camina erguida y con honor
trata de entender
tu parte en el Gran Plan
el cerca esta y de la mano te guiará.

 

DÍA 2: “Super Amigas / Super Heroes”

Fortalecimiento de la Unidad y la Amistad

Caminata al Amanecer / Devocional a la mañana sobre la Unidad y Amistad –

CANCIÓN: “Una Luz en el monte” Por Jenny Phillips

Eres una sola luz de fe
en la obscuridad
Pero al extraviado una sola luz Le ofrece paz

Eres una luz en el monte
No se disminuye y nunca se esconde Brindando su luz hasta al mundo llenar Eres una luz en el monte

En un mundo triste el Padre obra A través de ti
Dando esperanza
A los que buscan la verdad

Coro

El padre se regocíja
Por la belleza que llena tu vida
Tu has sido fiel
Y a través de ti muchos le ven a Él

Somos una luz en el monte
No se disminuye y nunca se esconde Brindando su luz hasta al mundo llenar Somos una luz en el monte

Somos una luz en el monte
No se disminuye y nunca se esconde Brindando su luz hasta al mundo llenar Somos una luz en el monte

Brindando su luz hasta al mundo llenar Somos una luz, una luz, una luz

Eres una luz en el monte

 

Tiempo a solas – Leer las escrituras y escribir en sus diarios personales en un lugar apartado. Lea el relato de la Primera Visión de José Smith.

Craft – pulseras de la amistad

Los árboles que cantan – se dividen en grupos de 4 y van a diferentes rincones de un bosque de árboles después del anochecer. Un grupo a la vez brillará sus linternas desde los árboles hacia el cielo mientras canta un himno sagrado. Por ejemplo: “Soy un hijo de Dios”, “Siento el amor de mi Salvador” o “Tu me has dado muchas bendiciones Dios”. Una vez que el primer grupo termina, apaga sus linternas, lo que indica que el siguiente grupo hará brillar sus luces y cantará.

Devocional – Mantener nuestros Convenios Bautismales

 

DIA 3: “Super Poder”

Al recordar que usted tiene dentro el poder  (El Espíritu Santo) para ayudarle a mantenerse fuerte y valiente

Devocional de la Mañana – El Espíritu Santo es nuestro Súper Poder

Tiempo a solas – Leer las escrituras y escribir en sus diarios personales en un lugar apartado.
Leer las cartas de casa que los padres escribieron para sus hijas antes del campamento.

Devocional por la Tarde – Reconociendo el Espíritu
Imprimible – “Lecciones de un teléfono celular” (autor desconocido)

Lecciones de un Telefono Celular - Conexion SUD

DÍA 4: “NO HUBO UN HEROE MAS GRANDE “

Recordando que nuestro Salvador, Jesucristo, es nuestro propio héroe personal

Devocional de la Mañana – CANCIÓN: “NO HUBO UN HEROE MAS GRANDE ” por Kenneth Cope

Acompañó al solitario,
con el pobre compartió. Toda enfermedad,
toda angustia y mal, El sanó.

Pero no todos le aceptaron, y lo llevaron a la cruz,
El jamás se entregó,
a cuantos pudo salvó,

y en ellos fue una luz.

Coro:
No hubo un héroe más grande,
ni un hombre mejor,
vino a salvarnos y a aliviar nuestro dolor. Su compasión fue infinita,
todo de sí nos dio,
El la verdad vino a enseñar,
con Su muerte el plan cumplió.

Sabía que el tiempo era escaso,
y que le habrían de traicionar,
mas nunca renegó, Su misión aceptó, y la vino a completar.

El les dejó darle muerte, pues Su expiación vida dio, y en Su rostro hubo amor
a pesar del dolor que sufrió.

Repetir el Coro

Su muerte no fue el fin, pues El volvió a vivir.

Repetir el Coro

( . . . ni un hombre mejor; nadie con igúal amor. Todo de sí nos dio;
por el hombre murió.)

Hagamos hoy cuanto El mostró, vida eterna nos prometió.

 

El Salón

En algún lugar entre la semi-inconsciencia y los sueños, me encontré en aquel inmenso salón, no tenía nada en especial salvo una pared llena de tarjeteros, como los que tienen las grandes bibliotecas. Los ficheros iban del suelo al techo y parecía interminable en ambas direcciones. Tenían diferentes rótulos. Al acercarme, me llamó la atención un cajón titulado: “Muchachas que me han gustado”. Lo abrí descuidadamente y empece a pasar las fichas.

Tuve que detenerme por la impresión, había reconocido el nombre de cada una de ellas: ¡se trataba de las muchachas que a MÍ me habían gustado!

Sin que nadie me lo dijera, empecé a sospechar de donde me encontraba. Este inmenso salón, con sus interminables ficheros, era un crudo catálogo de toda mi existencia. Estaban escritas las acciones de cada momento de mi vida, pequeños y grandes detalles, momentos que mi memoria había ya olvidado.

Un sentimiento de expectación y curiosidad, acompañado de intriga, empezó a recorrerme mientras abría los ficheros al azar para explorar su contenido. Algunos me trajeron alegría y momentos dulces; otros, por el contrario, un sentimiento de vergüenza y culpa tan intensos que tuve que volverme para ver si alguien me observaba.

El archivo “Amigos” estaba al lado de “Amigos que traicioné” y “Amigos que abandoné cuando más me necesitaban”. Los títulos iban de lo mundano a lo ridículo. “Libros que he leído”, “Mentiras que he dicho”, “Consuelo que he dado”, “Chistes que conté”, otros títulos eran: “Asuntos por los que he peleado con mis hermanos”, “Cosas hechas cuando estaba molesto”, “Murmuraciones cuando mamá me reprendía de niño”, “Videos que he visto”…

No dejaba de sorprenderme de los títulos. En algunos ficheros habían muchas mas tarjetas de las que esperaba y otras veces menos de lo que yo pensaba. Estaba atónito del volumen de información de mi vida que había acumulado. ¿Sería posible que hubiera tenido el tiempo de escribir cada una de esas millones de tarjetas? Pero cada tarjeta confirmaba la verdad. Cada una escrita con mi letra, cada una llevaba mi firma. Cuando vi el archivo “Canciones que he escuchado” quedé atónito al descubrir que tenía más de tres cuadras de profundidad y, ni aun así, vi su fin. Me sentí avergonzado, no por la calidad de la música, sino por la gran cantidad de tiempo que demostraba haber perdido.

Cuando llegué al archivo: “Pensamientos lujuriosos” un escalofrío recorrió mi cuerpo. Solo abrí el cajón unos centímetros.. Me avergonzaría conocer su tamaño. Saqué una ficha al azar y me conmoví por su contenido. Me sentí asqueado al constatar que “ese” momento, escondido en la oscuridad, había quedado registrado…

No necesitaba ver más… Un instinto animal afloró en mí. Un pensamiento dominaba mi mente: Nadie debe de ver estas tarjetas jamás. Nadie debe entrar jamás a este salón.. .¡Tengo que destruirlo!. En un frenesí insano arranqué un cajón, tenía que vaciar y quemar su contenido. Pero descubrí que no podía siquiera desglosar una sola del cajón. Me desesperé y trate de tirar con mas fuerza, sólo para descubrir que eran mas duras que el acero cuando intentaba arrancarlas. Vencido y completamente indefenso, devolví el cajón a su lugar. Apoyando mi cabeza al interminable archivo, testigo invisible de mis miserias, y empecé a llorar.

En eso, el título de un cajón pareció aliviar en algo mi situación: “Personas a las que les he compartido el Evangelio”. La manija brillaba, al abrirlo encontré menos de 10 tarjetas. Las lagrimas volvieron a brotar de mis ojos. Lloraba tan profundo que no podía respirar. Caí de rodillas al suelo llorando amargamente de vergüenza. Un nuevo pensamiento cruzaba mi mente: nadie deberá entrar a este salón, necesito encontrar la llave y cerrarlo para siempre.

Y mientras me limpiaba las lagrimas, lo vi. ¡Oh no!, ¡por favor no!, no!, ¡cualquiera menos Jesús!. Impotente vi como Jesús abría los cajones y leía cada una de mis fichas. No soportaría ver su reacción. En ese momento no deseaba encontrarme con su mirada. Intuitivamente Jesús se acercó a los peores archivos. ¿Por qué tiene que leerlos todos?

Con tristeza en sus ojos, buscó mi mirada y yo bajé la cabeza de vergüenza, me llevé las manos al rostro y empecé a llorar de nuevo. El, se acerco, puso sus manos en mis hombros. Pudo haber dicho muchas cosas. Pero el no dijo una sola palabra. Allí estaba junto a mí, en silencio. Era el día en que Jesús guardó silencio… y lloró conmigo.

Volvió a los archivadores y, desde un lado del salón, empezó a abrirlos, uno por uno, y en cada tarjeta firmaba su nombre sobre el mío. ¡No!, le grité corriendo hacia El. Lo único que atiné a decir fue solo ¡no!, ¡no!, ¡no! cuando le arrebaté la ficha de su mano. Su nombre no tenía por que estar en esas fichas. No eran sus culpas, ¡eran las mías! Pero allí estaban, escritas en un rojo vivo. Su nombre cubrió el mío, escrito con su propia sangre. Tomó la ficha de mi mano, me miró con una sonrisa triste y siguió firmando las tarjetas. No entiendo como lo hizo tan rápido. Al siguiente instante lo vi cerrar el último archivo y venir a mi lado. Me miró con ternura a los ojos y me dijo: Consumado es, está terminado, yo he cargado con tu vergüenza y culpa.

En eso salimos juntos del Salón… Salón que aún permanece abierto…. Porque todavía faltan más tarjetas que escribir… Aún no se si fue un sueño, una visión, o una realidad… Pero, de lo que si estoy convencido, es que la próxima vez que Jesús vuelva a ese salón, encontrará más fichas de que alegrarse, menos tiempo perdido y menos fichas vanas y vergonzosas.

–Autor Desconocido

 

Devocional por la tarde – “HLJ” – Hacia el Lado de Jesus – Un paseo con Cristo

Reparta anillos HLJ y comparta su testimonio antes de comenzar un paseo silencioso en grupo en la arboleda en cinco estaciones diferentes. Cada estación tendrá lectores pre-seleccionado por las Escrituras, con alguien que sostendrá carteles con imágenes de Cristo de un lado y canciones relacionadas del otro. Después de leer las Escrituras, a continuación, reproducirán la música correspondiente. A continuación, pasarán en silencio a la siguiente estación y repetirán el proceso. La última estación se puede hacer en el campamento justo antes de la reunión de testimonios.

 

  • Primera estación – Nacimiento del Salvador


3 Nefi 1: 13-14, 19-21
“Noche de Luz”

  • 2 ª Estación – Ministerio del Salvador – 

Mateo 4: 17-23
“Cristo un hombre singular” por Janice Kapp Perry

3 ª Estación – la expiación del Salvador y Crucifixión

Mateo 20:28 Alma 7: 11-12 Alma 34: 8 Helamán 5: 9
“Asombro me da” por Charles H. Gabriel

 

4 ª estación – Resurrección del Salvador – (fotos 233, 234, 235, 316 – uno de mesa)

 

3 Nefi 11: 7-17
“Tan humilde al nacer” por Mindy Gledhill

 

5 ª Estación – Segunda venida del Salvador – 

Moroni 7:41, 3 Nefi 18:24

“Still Believe” (5:16) – por Hilary Weeks, “Lead Me Home”


DÍA 5: “Super héroe en acción”

Actividad de Servicio – Ahora que ya están armadas con el conocimiento de sus súper poderes divinos y eternos – ir a servirles!

Esta linda actividad está incluida en 1 año de Mutuales basadas en el Progreso Personal. Te recomiendo que pases a verlo porque hay muchas más ideas que seguro te van a encantar!

1 año de mutuales basadas en el Progreso Personal - ConexionSUD

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

12 comentarios

  1. Hola, estoy buscando la pista de la canción “una luz en el monte” uds la tendrán?

  2. Buenas tardes, de antemano muchas gracias por su inspirada ayuda. Nos gustaría saber si ya tienen programado el campamento para este año. Si así es donde y como puedo verlo?

  3. Como presidencia de estaca nos estamos preparando para nuestro campamento anual, y nos a gustado mucho esta idea.
    Mi pregunta es, como podemos incluir un como el lema de este año, que ideas, decoración y actividades podemos realizar también, sin quitar de todo las que nos compartes.
    De antemano muchas gracias.

  4. Muchisimas gracias por sus hermosos consejos. Realmente agradezco por sus lindas ideas que nos permiten como líderes poder desarrollar y adquirir nuevas experiencias. Soy Pdta de Mujeres Jóvenes de Estaca y esto nos permite tener mas ideas.

  5. raquel fernandez

    hola buen dia me encanta todo lo que publican yo soy pridenta de estac de mujeres jovenes y quisiera hacer lo de super hermanas solo que cuando entro a la pagina no me da toda la informacion crees que podrias enviarme el correo por favor te lo agradeceria mil gracias y buen inicio de año que NPC te siga bendiciendo enormemente.

  6. Muchas gracias por todo!! Les deseo todo lo mejor todo lo mejor para este nuevo año… abrazo gigante!!!!!

  7. Me encnatan estas ideas ,me ayudan en mi llamamiento . Muchas Gracias

  8. IMAR C. SMITH DE DELGADO

    mE FASCINA LAS IDEAS Y ME GUSTA QUE ME BRINDEN AYUDA PARA MEJORAR EN MI LLAMAMIENTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *