Inicio | Primaria | Cuando la vida familiar se basa en las enseñanzas de Jesucristo, podemos ser felices.
Cuando la vida familiar se basa en las enseñanzas de Jesucristo, podemos ser felices.

Cuando la vida familiar se basa en las enseñanzas de Jesucristo, podemos ser felices.

– Invite a un niño a sostener una lámina de una familia. Pregunte en qué debemos fundar (o basar) nuestra vida familiar para que podamos ser felices. Invite a otro niño a sostener una lámina de Jesucristo. Explique que cuando la vida familiar se basa en las enseñanzas de Jesucristo, podemos ser felices.

– Muestre en la pizarra una lámina de Jesucristo, y debajo de ella escriba “Enseñanzas de Jesús”. Divida los niños en tres grupos. Entregue a cada grupo una de las siguientes tiras de cartulina que tengan las siguientes palabras y referencias de las Escrituras: “Guardar los mandamientos” (Juan 14:15), “Ayudar a los demás” (Mosíah 2:17) y “Demostrar amor a todos” (Juan 13:34). Pida a los niños que lean el pasaje de las Escrituras que se les asignó y que luego analicen en su grupo formas en que puedan seguir esa enseñanza de Jesús en su familia. Invite a cada grupo a colocar en la pizarra su tira de cartulina y a decir a los otros niños lo que analizaron. Una vez que cada grupo haya com- partido sus ideas, hablen sobre cómo el seguir las enseñanzas de Jesús puede ayudar a nuestra familia a ser feliz.


–  “Entrelacemos nuestros corazones” (agosto de 2010, Liahona) El presidente Henry B. Eyring enseña que una familia puede estar unida cuando los miembros de la familia oran y trabajan con unidad. Incluye una actividad de un laberinto.

– Ayude a los niños a aprender de memoria: “…si tenéis fe, tenéis esperanza en cosas que no se ven, y que son verdaderas” (Alma 32:21). Muestre la lámina 240 ( Jesús el Cristo) del juego de láminas Las Bellas Artes del Evangelio, y explique que tener fe en Jesucristo significa que a pesar de que no lo veamos, creemos que Él vive, confiamos en Él y tratamos de seguir Sus mandamientos. Antes de dar comienzo al Tiempo para compartir, busque relatos de las Escrituras y láminas que ilustren la forma en que la fe en Jesucristo ayudó a las personas a guardar los mandamientos en situaciones difíciles; por ejemplo, del juego de láminas Las Bellas Artes del Evangelio, la 102 (La construcción del arca), la 112 (David mata a Goliat), la 114 (Daniel rehúsa la comida y el vi- no del rey), la 125 (Ester), la 210 ( Jesús y los pescadores), la 301 (La familia de Lehi sale de Jerusalén), la 313 (Los dos mil jóvenes guerreros). Dé una lámina a cada una de las clases e invite a los maestros a contar los relatos y a recalcar la forma en que las personas mostraron su fe. Pida a los integrantes de cada clase que piensen en una situación que podrían enfrentar para la cual podrían necesitar la fe, y pídales que digan por qué la fe en Jesucristo podría ayudarles en esa situación. Pida que cada clase comparta el relato de las Escrituras y su situación actual. Canten “Le seguiré con fe” (Liahona, febrero de 2003, A16).

– Muestre a los niños un pequeño aparato eléctrico o la fotografía de uno; explique que puede recibir energía eléctrica únicamente cuando está conectado a un enchufe (tomacorriente). Diga a los niños que para recibir energía espiritual necesitamos estar conectados a una “toma de energía”. El Padre Celestial es nuestra fuente de energía espiritual y podemos “conectarnos” a Él por medio de la oración. De los paquetes de láminas de la Primaria, muestre la lámina 7-13 (niño orando) o 1-9 (niña orando), y enseñe que podemos orar para que nuestro Padre Celestial nos ayude con nuestros problemas y decisiones. Cuente el relato de Mosíah, quien suplicó ayuda para saber si debía permitir que sus hijos predicaran a los lamanitas (véase Mosíah 28:1–6). Pida a los niños que juntos busquen la respuesta del Señor en el versículo 7. Cuente el relato de José Smith, quien oró para saber a qué iglesia unirse (véase JoséSmith—Historia1:7–18). Vuelva a pedir a los niños que busquen juntos la respuesta del Señor en el versículo 19. Comparta una experiencia personal y su testimonio de la forma en que sus oraciones han sido contestadas. Invite a los niños a decir sus oraciones personales todos los días de esta semana.

– Un cimiento sirve de base segura y firme so­bre la que se puede edificar algo. La mayoría de los edificios y de las casas están construi­dos sobre cimientos. Cuando los Santos de los Últimos Días empezaron a construir los cimientos del Templo de Salt Lake, utilizaron capas de bloques de arenisca. Les llevó cinco años edifi­car los cimientos de dos metros y medio de profundidad. Cuando oyeron que se acercaban unos soldados, los santos cubrieron los cimientos con tierra para esconder­ los; más tarde, cuando quitaron la tierra, los cimientos se habían agrietado y se habían movido. Los santos se die­ ron cuenta de que los cimientos agrietados no podrían soportar el peso del templo, de modo que los quitaron y los reemplazaron con bloques grandes de granito. Una vez que se pusieron los cimientos firmes, los obreros empezaron a levantar las paredes del templo. Al igual que el templo necesitaba cimientos firmes de granito, tú y tu familia necesitan un firme cimiento en el cual edificar. El Señor dijo: “Edifica sobre mi roca, la cual es mi evangelio” (D. y C. 11:24). El evangelio de Jesucristo incluye fe, oración, arrepentimiento y per­dón. El edificar sobre esos principios te dará un firme cimiento que será de ayuda para que tú y tu familia permanezcan fuertes.

Cuando la vida familiar se basa en las enseñanzas de Jesucristo, podemos ser felices.

Cuando la vida familiar se basa en las enseñanzas de Jesucristo, podemos ser felices.

Cuando la vida familiar se basa en las enseñanzas de Jesucristo, podemos ser felices.

– Pida a un niño que sostenga un manojo de palos. Explique que los palos representan a los integrantes de la familia. Escriba “oración familiar”, “estudio de las Escrituras en familia” y “noche de hogar” en tres tiras de papel. Pregunte a los niños de qué manera estas actividades ayudan a fortalecer o a mantener unida a la familia. Invite a los niños a envolver los palos con los papeles. Explique que estas actividades invitan al Espíritu a nuestro hogar y a nuestra vida y que nos acercan más a nuestro Padre Celestial y a Jesucristo, lo cual hace que nuestras familias se hagan más fuertes.

– Dé a los niños hojas de papel e invítelos a hacer dibujos de actividades que hayan hecho con su familia que los haya fortalecido. Anímelos a que compartan lo que dibujaron con su familia en casa.

– Más ideas sobre la Familia

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Esto te interesa

¿Por qué es importante la familia?

La familia es ordenada por Dios y es esencial para Su plan para el destino …

Un comentario

  1. Hello.This article was extremely interesting, especially since I was investigating for thoughts on this topic last couple of days.
    tb dress http://www.tbdress.cc

Deja un comentario