Inicio | Sociedad de Socorro | Clases Dominicales | ¡Cuán poderosa es la oración!
oracion - revelacion - Espiritu Santo - ConexionSUD

¡Cuán poderosa es la oración!

“El suplicar al Señor para recibir una sabiduría superior a la nuestra, para pedir fortaleza a fin de hacer lo que debamos hacer, para obtener consuelo y expresar gratitud es una acción maravillosa y trascendental”. – Gordon B. Hinckley

  • Como clase, canten o lean himnos acerca de la oración (utilice el índice de temas al final del himnario para encontrar himnos apropiados). ¿Qué aprenden las hermanas acerca de la oración gracias a esos himnos?

Dios es nuestro Padre y nos invita a que oremos a Él de manera individual.

  • ¿De qué manera le ha ayudado la oración a estar más cerca de nuestro Padre Celestial? Repase las enseñanzas del presidente Hinckley sobre lo que debemos incluir en las oraciones (véase la sección 1).

Cuan poderosa es la oracion_Conexion SUD

  • ¿En qué ocasiones lo ha ayudado la oración a hallar “sabiduría superior a la [suya]”? ¿En qué ocasiones la oración le ha brindado “alivio y consuelo”? ¿Por qué algunas de las oraciones deben ser una “conversación de acción de gracias”?
  • Comparta el relato del élder Juan A. Uceda que se encuentra en su discurso “El Señor Jesucristo nos enseña a orar”. ¿Qué encuentran conmovedor en este relato las hermanas? ¿Qué experiencias acerca de la oración pueden compartir usted o las hermanas?

  • Escriba los nombres de los miembros de la Trinidad en la pizarra. Invite a las hermanas a utilizar el discurso de la hermana Carol F. McConkie “La oración del alma” para hacer una lista de cómo participa cada miembro de la Trinidad cuando oramos. Pida a las hermanas que busquen en el discurso de la hermana McConkie respuestas a las siguientes preguntas: “¿Por qué oramos al Padre Celestial? ¿Qué significa orar en el nombre de Jesucristo? ¿Cómo el Espíritu Santo influye en nuestras oraciones?”. Invítelas a hacer una lista de cosas que ellas podrían hacer para que sus oraciones sean más significativas. Ellas podrían colgar esta lista en su hogar y cada semana centrarse en una de ellas.

  • Divida los capítulos 17, 18 o 19 de 3 Nefi entre las hermanas. Pida a las hermanas que lean su sección y compartan lo que aprendan acerca del ejemplo de la oración y las enseñanzas de Jesucristo y de los ejemplos de Sus discípulos. ¿Qué pueden hacer para seguir estos ejemplos en sus oraciones?

La oración familiar brinda milagros a las personas, a las familias y a la sociedad.

  • Medite sobre cada una de las bendiciones que el presidente Hinckley dijo que pueden recibirse mediante la oración familiar (véase la sección 2).
  • ¿Cuáles son algunas de las formas en que su familia ha sido bendecida por orar juntos? ¿Cuáles son algunos de los obstáculos para llevar a cabo la oración familiar con regularidad? ¿De qué manera pueden trabajar juntos los integrantes de la familia para vencer esos obstáculos?

Debemos ser dedicados a la oración y escuchar, porque nuestras oraciones serán contestadas.

  • ¿En qué forma el poner en práctica las enseñanzas del presidente Hinckley de la sección 3 puede ayudarnos a que nuestras oraciones sean más significativas?
  • ¿Qué ha aprendido sobre las formas en que el Padre Celestial contesta las oraciones? ¿Por qué tiene la oración el poder de “[introducirnos] en una sociedad con Dios”?

La Oración

  • Video: “La Oración” Vea como una humilde mujer, comprueba cómo el poder de la oración puede obrar milagros en nuestras vidas.

  • Invite a las hermanas a buscar en las Escrituras un ejemplo de oración que les resulte inspirador (en caso necesario. Pídales que compartan lo que encuentren y aprendan acerca de la oración en ese ejemplo).
  • Asigne a cada hermana un pasaje de las Escrituras acerca de la oración (como los que se sugieren en esta reseña). Pida a las hermanas que escriban un principio acerca de la oración que aprendan de su pasaje de las Escrituras y un ejemplo de ese principio en su vida o la vida de los demás. Invítelas a compartir lo que escribieron con otra hermana de la clase. ¿Qué aprendieron las hermanas al escucharse las unas a las otras que podría ayudarlas a hacer sus oraciones más significativas?

La Oración

  • Proporcione a cada hermana una sección de uno de los discursos del élder David A. Bednar sugeridos en esta reseña. (Pedir con fe”, Liahona, mayo de 2008, págs. 94–97; “Ora siempre”, Liahona, noviembre de 2008, págs. 41–44.) Invítelas a subrayar los consejos prácticos que nos da el élder Bednar para ayudarnos a lograr que nuestras oraciones sean más significativas. Pídales que compartan lo que hayan encontrado. A continuación, pídales que se imaginen que están enseñando a alguien a orar. ¿Qué le enseñarían y cómo lo harían? Considere hacer una dramatización de una situación que brinde una enseñanza.

La Oración

La Oración

Sobre Conexión SUD

Cumplir con nuestro llamamiento sin descuidar nuestras otras miles de obligaciones es posible! Soy Rocio, mamá, diseñadora y blogger SUD. Bienvenidos a Conexión SUD!

Esto te interesa

eleccion y responsabilidad 1_Conexion SUD

Mis decisiones diarias determinan mi destino

Ayude a las jovencitas con este tierno imprimible a trabajar durante 4 semanas en la Experiencia 1 de Elección y Responsabilidad

2 comentarios

  1. hermanos podrian subir la leccion del capitulo 9 porfavor son de muy buena ayuda sus ideas graciaaaas

  2. Hola, no van a subir la clase de “Los susurros del espíritu”?

Deja un comentario